El proyecto “Expediciones Bowman / Mexico Indigena”, financiado por el Departamento de Defensa, participará en el Congreso Mundial de Geografía Humana 2011

Entre los oradores y las personas invitados para participar la plenaria están Jerome Dobson, Presidente de la Sociedad Geográfica Americana, Miguel Aguilar Robledo, geógrafo de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Peter Herlihy, del Departamento de Geografía de la Universidad de Kansas, y el Teniente Coronel Geoff Demarest, de la Oficina de Estudios Militares Exteriores del Ejército de EU. En 2005, las personas mencionadas y sus respectivas instituciones colaboraron en mapear un territorio indígena de propiedad comunal en México. El mapeo se llevó a cabo sin informar a las comunidades locales que había financiamiento militar detrás del proyecto.

El “Congreso Mundial de Geografía Humana 2011: Comunidades y la Ética” está programado para el 15-16 de septiembre en Lawrence, Kansas. Los organizadores son la Sociedad Geográfica Americana, la Universidad Haskell de Naciones Indias, la Universidad de Kansas, y la Oficina de Investigación del Ejército de EU, con sede en Fort Leavenworth, Kansas.

La conferencia tiene dos temas:

Tema Uno:

el conocimiento basado en trabajo de campo acerca de las personas y lugares extranjeros.

Varios geógrafos, antropólogos y otros expertos regionales destacarán lo que han aprendido durante años de investigación de campo, realzada por habilidades lingüísticas, investigaciones y sistemas de información geográfica (SIG).

Tema Dos:

las comunidades y la ética.Los oradores de diversas comunidades ––instituciones públicas, privadas, tribales, académicos, y del gobierno, tanto locales como globales–– discutirán metodologías de investigación basadas en la comunidad, la ética de las fuentes de financiamiento, y la naturaleza y accesibilidad de investigación de código abierto en la edad digital, con un enfoque en la forma en que estos temas repercuten en los pueblos indígenas.

El Departamento de Geografía de la Universidad de Kansas recibió por lo menos $500,000 en fondos del Departamento de Defensa para mapear tierras comunales indígenas en los estados mexicanos de San Luis Potosí y Oaxaca. Con la ayuda de la Oficina de Estudios Militares Exteriores (FMSO), ubicada en el Fuerte Leavenworth en Leavenworth, Kansas, los profesores de geografía Peter Herlihy y Jerome Dobson, han seguido con el proyecto “México Indígena”, el cual forma parte del proyecto de mapeo más amplio de las Expediciones Bowman.

Se sospecha que el investigador de la FMSO asignado a las Expediciones Bowman, el Teniente Coronel Geoffrey B. Demarest, usa los mapas como inteligencia militar en contra de las comunidades indígenas que afirman su autonomía y autodeterminación al gobernarse colectivamente y ser propietarios de su territorio. Según Demarest, el único camino hacia ‘el progreso y la seguridad’ en América Latina es a través de la privatización de las tierras de propiedad comunal.

En las publicaciones de la FMSO y un libro de texto titulado Geopropiedad: Relaciones Exteriores, Seguridad Nacional y Derechos de Propiedad, Demarest afirma que “la tenencia de tierras informal y no regulada favorece el uso ilícito y la violencia”, y que la única solución a estos caldos de cultivo de la delincuencia y la insurgencia es la privatización y titulación de las tierras.

Demarest no sólo fue entrenado en la Escuela de las Américas del Ejército de EU ––la instalación famosa para la enseñanza de la tortura y la creación de escuadrones de la muerte al personal militar latinoamericano––, sino también sirvió como el Agregado Militar del Ejército de los EU en su Embajada en Guatemala entre 1988 y 1991, una época de represión militar fuertemente respaldada por EU en contra de las comunidades indígenas en Guatemala y de varios casos de alto perfil de tortura y asesinato.

Antes de trabajar en el proyecto “México Indígena”, Demarest estaba implementando sus estrategias de recabar datos sobre la tierra en Colombia, al menos hasta 2003. Un ensayo de la FMSO escrito por Demarest en marzo de 2003, titulado “Mapear Colombia: Información geográfica y estrategia”, explica claramente el uso final de los datos geográficos:?”Mientras que el valor forense de los datos de propiedad de la tierra es relativamente obvio, no tan evidente es la correlación entre los datos de la tierra y la estrategia militar, pero esta correlación precisa marca un atributo esencial de las campañas contrainsurgentes exitosas.”

En el mismo ensayo, Demarest da un paso adelante y revela las intenciones imperialistas con respecto a los datos de la tierra y la estrategia:?”El poder estratégico se convierte en la capacidad de mantener y adquirir los derechos de propiedad en todo el mundo. Así se puede medir el poder nacional o transnacional, igual que el sub-poder o el supra-poder. ”

La misión principal de la FMSO es evaluar amenazas asimétricas y emergentes para la seguridad nacional de los EU. Las amenazas asimétricas se refieren a los ejércitos guerrilleros y organizaciones terroristas. Por lo tanto, la FMSO evalúa los movimientos sociales con influencia indígena como las emergentes amenazas a la seguridad de los intereses políticos y económicos de EU en México.

Oliver Froehling, geógrafo y Director Académico de la Universidad de la Tierra en la ciudad de Oaxaca, destaca el peligro de estos proyectos de mapeo cuando afirma: “El proyecto de México Indígena se suscribe a una estrategia político / militar. No podemos olvidar que el mapeo empieza en medio de las negociaciones sobre un paquete de financiamiento militar de EU conocido como la Iniciativa Mérida. El control y desplazamiento de comunidades indígenas tiene la intención de eliminar posibles puntos políticos calientes, contribuir al control militar de la región, y en última instancia, “liberar” los recursos naturales en beneficio del gobierno y, a su vez, de sus aliados transnacionales. ”

Para los indígenas del sur de México, el territorio y la cultura están tan entrelazados en la vida diaria que uno sin el otro es como una bicicleta sin ruedas. Sin embargo, “el progreso y la prosperidad” del libre comercio implican una pérdida de identidad y de tradición para las comunidades indígenas. Los reclamos de autonomía y territorio en las comunidades indígenas de México son reclamos profundos y urgentes de identidad.

Las implicaciones de las Expediciones Bowman y los ensayos de Demarest se extienden más allá de las tierras indígenas, al reverberar en todos los sectores de la sociedad, y especialmente en la esfera de los pobres en los centros urbanos a nivel mundial. En un ensayo de la FMSO escrito en la primavera de 1995 titulado “Geopolítica y Conflicto Armado Urbano en América Latina”, Demarest criminaliza y advierte del potencial de todos los pobres de las ciudades de América Latina:
“Los intereses adinerados en América Latina continúan aislando, física y socialmente, a las comunidades pobres en expansión. Los barrios se convierten en áreas gobernadas por separado. Ellos marcan las dimensiones físicas de lo que de cierta manera son naciones autónomas dentro de las naciones. En algún momento su liderazgo puede ser visto como una amenaza a la seguridad nacional en vez de simplemente una amenaza a la seguridad pública. Ahí radica su importancia geopolítica. ”

En una sección anterior de este mismo ensayo, Demarest enumera los actores anti-estatales que viven entre los pobres del mundo:?”Las características distintivas de las ciudades más grandes del mundo o de las llamadas ciudades globales, de las cuales América Latina tiene varias, incluyen una marcada polarización económica y social y una intensa segregación espacial. También encontramos lo que probablemente es un efecto de estas condiciones: las agendas complementarias e identidades superpuestas de una gran variedad de actores anti-estatales. Los anarquistas, los criminales, los desposeídos, los entrometidos extranjeros, los oportunistas cínicos, lunáticos, revolucionarios, líderes sindicales, ciudadanos étnicas, especuladores de bienes raíces y otros pueden formar alianzas de conveniencia. También pueden cometer actos de violencia y manejar ideas que provoquen a otras personas. Estas ideas pueden ser tan específicas como la resistencia a un aumento en las tarifas de autobús, tan inmediatas como los saqueos después de una celebración masiva, o tan amplias como la identidad étnica.”

Al igual que las tierras comunales indígenas, las ciudades perdidas no reguladas se consideran precursores de la delincuencia y de la insurgencia por la FMSO. En los EU y en ciudades de todo el mundo, la privatización de las comunidades pobres a través de la gentrificación es una estrategia multifacética parecida a la de la marginación a través de la devaluación, la criminalización y el desplazamiento. Ser pobre y organizar a su comunidad para sobrevivir por sus propios medios y para ejercer la autodeterminación, según los ensayos de Demarest, es una amenaza para los intereses políticos y económicos de EU en el terreno doméstico igual que en el extranjero.

Los cartógrafos del proyecto “México Indígena” han asegurado a los críticos una y otra vez que tenían el pleno apoyo de las comunidades que mapearon. Varios académicos e integrantes de la comunidad han cuestionado esta afirmación, y una serie de documentos oficiales que expresan la autoridad de las comunidades e increpan el proyecto de mapeo, han circulado por Internet.

El Congreso Mundial de Geografía Humana 2011tiene la intención de abrir una discusión sobre la ética de este tipo de prácticas académicas respaldadas por iniciativas militares. Llamamos a la amplia participación de estudiantes y de la comunidad en el Congreso con el fin de asegurar que un verdadero equilibrio se alcance.

Información adicional:

Ver la película El Factor Demarest
The Demarest Factor / El Factor Demarest (Bilingue)

Este artículo también está disponible en: Inglés

Comments are closed.