Istmo: Caravana en Defensa de la Tierra y Territorio llega a Álvaro Obregón

x eec

Qui ziuu di´tu ¡NO PASARÁN! fue la consigna en el Istmo de Tehuantepec, cuando la festiva y combativa Caravana en Defensa de la Tierra y Territorio llegó por la tarde del 17 de febrero a la colonia de Álvaro Obregón a solidarizarse con la comunidad binnizá (zapoteca).

El día anterior, al obtener una promesa del gobierno de Gabino Cué para respetar y acatar la decisión de los pueblos de no permitir que Mareña Renovables construyera un parque eólico sobre las tierras comunales de San Dionisio del Mar, los pueblos in resistencia del Istmo de Tehuantepec declararon que celebran este alcance pero en visto de una previa traición por parte de Cué, siguen resueltos a no bajar la guardia hasta que “de manera definitiva Mareña Renovables declare que se irá de nuestra tierra, para no regresar”. En una reunión con los comuneros el 16 de febrero, el Secretario General de Gobierno Jesús Martínez Álvarez también prometió a dejar de usar la fuerza pública para reprimir a los pueblos en resistencia. La Asamblea de Pueblos del Istmo insiste en que “el resto de los proyectos eólicos en el Istmo tendrán que respetar y cumplir con la decisión de los pueblos y con los Derechos de los Pueblos Indígenas, como es el caso de los tres parques eólicos denominados Bii Sti Igu, que pretenden ser instalados (con las mismas prácticas que ha usado Mareña) en terrenos del pueblos indígena binni’zaa de Sta. María Xadani. Continuamos en estado de ALERTA y firmes, sin dar ni un paso atras, por la defensa de nuestro territorio”.

La Asamblea informa que la Caravana “siguió la ruta de los principales centros de origen de los pueblos binnizá en el Istmo de Tehuantepec saliendo de Juchitán, con una primera llegada a Santa María Xadani, cruzando por territorio de San Blas Atempa en la comunidad de Santa Rosa de Lima, donde se incorporó un contingente de esta comunidad y del pueblo Ikoots de San Mateo del Mar, y finalmente se arribó al heroico pueblo de Gui’xhi’ ro’ (Alvaro Obregón) donde esta caravana solidaria fue recibida por cientos de mujeres, hombres y niños que aplaudieron y agradecieron este apoyo a la lucha contra el despojo de nuestro territorio por el capital trasnacional; los pueblos organizados y articulados a nivel regional en la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio y localmente en la Asamblea Comunitaria de Gui’xhi’ ro´’, donde participamos pescadores, campesinos, amas de casa, estudiantes, ancianos y pueblo en general celebramos con alegría ese gesto solidario….”

Carlos Sánchez de Radio Totopo explica en una entrevista realizada por el Colectivo Veredas Autónomas que “El único acceso por tierra a la Barra Santa Teresa es por la colonia Álvaro Obregón. Los primeros que sufrirán la afectación son ellos. Ahí es el acceso de la comunidad para practicar la pesca, la afectación es que ya no van a poder accesar a la barra. Quienes ahí viven son un pueblo zapoteca con historia, hijos de revolucionarios, hijos de soldados retirados que estuvieron con el General Charis Castro, quien en 1919 se levantó en armas contra el ejército federal y quien reclamó la devolución de las tierras comunales que estaban en manos de los caciques. Esta comunidad es la que se opone al proyecto eólico, es más de la mitad de la población que está en contra, es mentira lo que dice el gobernador y la empresa Mareña Renovables de que somos 20 personas. El día de hoy hubo una mesa de diálogo con el Secretario General de Gobierno y éste se dio cuenta que no estaba con 20 borrachos sino que estaba con más de medio pueblo”.

Según el informe de la Asamblea, “Ya en el cuartel General de la resistencia eólica, se realizó un mitin donde todos los oradores refrendaron el apoyo y solidaridad a esta justa lucha que los pueblos indígenas del Istmo de Tehuantepec, estamos llevando a cabo frente al capital multinacional que cuenta con todo el apoyo de los tres niveles de gobierno, que está tratando de dividir este movimiento ofreciendo dinero a los pescadores de las comunidades del Istmo, sin embargo se han topado con la decisión firme, decidida e inquebrantable de pueblos organizados que están defendiendo su tierra y territorio y espacio de vida. Asimismo se refrendo la alianza entre los pueblos binnizá e Ikoots en la defensa de la Laguna Superior”.

“La dulzura y el melodioso timbre de nuestra lengua materna, diidxazá, también puede ser firme, dura y certera cuando le decimos a Mareña Renovables qui ziuu di’ tu, con esa expresión, dejamos clara nuestra postura: ¡No pasarán!, no daremos ni un paso atrás en esta lucha valiente y digna”.

Para más información, visita:
la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio

Este artículo también está disponible en: Inglés