Categorías
Represión Solidaridad

Un levantamiento mundial por el asesinato policiaco de George Floyd

En este número el equipo de El Enemigo Común les ofrece unos comentarios sobre las rebeliones en el mundo contra el terror policíaco a partir del asesinato de George Floyd y una lista de los logros durante 20 días de la lucha.

En este número el equipo de El Enemigo Común les ofrece unos comentarios sobre las rebeliones en el mundo contra el terror policíaco a partir del asesinato de George Floyd y una lista de los logros durante 20 días de la lucha editado por @Paul Lazear.

El 25 de mayo de 2020, George Floyd, Un hombre africano-americano descrito por sus amigos como un gigante gentil, siempre sonriente, siempre dispuesto a ayudar a los demás, atleta, basquetbolista, rapero, e integrante de su comunidad de fé, es asesinado de manera despiadada por un policía en Minneápolis.

El racista Derek Chauvin echa al suelo a George Floyd y lo asfixia, arrodillándose sobre su cuello con la ayuda de otros 3 policías. Chauvin ya tenía 18 quejas sobre la indebida violencia policiaca en su registro oficial, sin castigo alguno.

Floyd grita una y otra vez: “No puedo respirar.” “Me duele el cuello.” “Me van a matar.” “¡Mamá!”
«Cada madre lo escucha,» dice la mamá de Amadou Diallo, un joven inmigrante guineano acribillado 40 veces sin motivo por la policía de la Ciudad de Nueva York en 1999. «Escuchamos a George Floyd. Lo escuchamos.»

Y millones de personas en el mundo somos testigo de este vil asesinato. Lo vimos con nuestros propios ojos por las redes sociales en el internet.

El día siguiente la digna rabia se desata en Minneapolis donde manifestantes exigen castigo a los cuatro asesinos. Sin embargo, no hay castigo. Sólo los despiden de su trabajo para que puedan ir a buscar empleo en otro lugar, lo que enfurece más a la juventud negra en esa ciudad y a cualquier persona con un sentido de justicia.

¡Se prenden las llamas! La sublevación contra el terror policiaco se extiende a otras ciudades en Estados Unidos. “¡No puedo respirar!” gritan en Memphis, Los Ángeles, Brooklyn, y Louisville, donde la joven Breonna Taylor ha sido asesinada en su propia casa por un policía blanco.

El Alcalde Jacob Frey declara un estado de emergencia en Minneapolis y el gobernador Tim Walz activa la Guardia Nacional. Rebeldes toman control de una Central de Policía y prenden fuego al edificio. Los policías corren como ratas.

Las rebeliones se difunden en otras partes del país mientras Trump tacha a los manifestantes de “matones.”

Se anuncia que hay cargos contra Chauvin, pero sólo por homicidio en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. ¡Más combustible para el fuego!

Trump se esconde en un bunker en la Casa Blanca mientras miles protestan pacíficamente en la calle. Ahora se conoce como “el Bunker Boy” o por otros títulos menos halagadores.

Las movilizaciones se hacen más grandes y más fuertes. En varias ciudades se anuncian toques de queda, pero la gente no se queda en casa. En Minneapolis la policía usa gases lacrimógenos y balas de goma contra la gente sublevada y también contra algunos periodistas honestos.

El 1 de junio las rebeliones se extienden a otras partes del mundo, incluyendo al Reino Unido, París, Atenas, Nueva Zelanda, Canadá, Brasil, Chile, Ecuador, Panamá y México, entre otros.

Para mostrar su valor, Trump ordena la construcción de una barda alrededor de la Casa Blanca. Luego otra. Luego otra. Amenaza con enviar al Ejército a las calles para apagar las protestas. Sus amenazas son rechazadas por sus propios oficiales y por varios gobernadores y alcaldes en su país.

Agentes no identificados disparan granadas tipo flashbang y perdigones de pimienta a manifestantes pacíficos afuera de la Casa Blanca para que el máximo líder pueda invadir una iglesia cercana para hacer una sesión de fotos.

En Minneapolis, se determina que la muerte de Floyd fue un homicidio y las protestas se intensifican. Expertos expresan su preocupación por el contagio del Coronavirus. Miles de personas llegan al sitio del asesinato de Floyd.

¿Qué es lo que se distingue estas multitudes a las que gritaron “¡Manos arriba! No disparen!” después del asesinato de Mike Brown en Ferguson, Misuri, en el 2014? Visualmente, mucha gente lleva cubrebocas para ser responsables ante la posibilidad del contagio de COVID-19. El mismo ¡Ya basta! es aún más fuerte. Para algunos, hay un sentido de que el sistema no les da otro remedio que destruir la propiedad de los negocios explotadores y sacar lo poco posible de sus tiendas. Esto se llama “looting” (saqueo) en la prensa. Para otros grupos, la organización comunitaria es la respuesta.

Pero ¿cuál medio de comunicación destaca el “looting” de las comunidades negras por las grandes corporaciones desde hace décadas? ¿El New York Times? Para nada. ¿La CNN? Tampoco – hasta que uno de sus propios reporteros fue detenido recientemente por la policía. Qué casualidad que era un reportero negro. Desde este incidente CNN ha sido un poquito, muy poquito, más objetiva en su cobertura, pero si queremos cobertura verídica, es mejor confiar en los medios independientes, conocidos aquí en México como “los medios libres”.

El 3 de junio las autoridades en Minneapolis responden a las rebeliones con la imposición de cargos un poco más graves contra Chauvin y sus cómplices. Pero la gente quiere que los cuatro pasen sus tristes vidas en prisión.

El 4 de junio miles de personas se juntan en Minneapolis para la primera de varias ceremonias conmemorativas a George Floyd. También hay ceremonias para Breonna Taylor y Ahmaud Arbery. El 6 de junio las rebeliones siguen. Decenas de miles se manifiestan en Washington DC, la ciudad de Nueva York, Los Ángeles, Filadelfia, Paris, Londres y Sydney.

El mundo está en llamas. “¡No puedo respirar!” “¡El silencio es violencia!” gritan las multitudes.

El 7 de junio empiezan a caer las estatuas de la racista Confederación sureña una tras otra. En Filadelfia cae la estatua del odiado represor Frank Rizzo.

El 8 y 9 de junio miles asisten al funeral de “Big Floyd” en Houston.
Y en medio de las rebeliones, surge la pregunta: ¿De dónde viene la policía?
De los atrapadores de esclavos en el periodo de la esclavitud formal en Estados Unidos, dice Mumia Abu-Jamal en su excelente panfleto “Proteger y Servir ¿a quien?” Y de las pandillas irlandesas en el norte del país. “Las tareas de estos grupos armados eran: impedir todo acto de conspiración entre los Negros, dispersarlos cuando jugaran o tocaran tambores, y revisar todas las casas de los Negros en búsqueda de armas” dice Mumia. O sea, es evidente que para acabar con la atrocidad del terror policiaco, hay que acabar con la supremacía blanca.

Ahora el Estado se avala de todas las medidas posibles para apagar este levantamiento internacional, como lo hacen día con día en los medios de comunicación y como lo hicieron particularmente en Chicago con el reclutamiento de pandillas como un esfuerzo paramilitar.
El terror policiaco se muestra en las golpizas y asesinatos de la gente en la calle, y también en el encarcelamiento masivo de más de dos millones de personas en el sistema carcelario más letal del mundo, ahora exportado a México, Colombia y muchos otros países. Casi la mitad de los presos son de raza negra, una continuidad de la esclavitud que, de hecho, es constitucional según la Tercera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Es alentador ver que el tema de acabar con el encarcelamiento masivo es un tema central en algunas de las recientes movilizaciones.

Y desde aquí y ahora, ¿a dónde vamos? ¡Cuáles son los desafíos? ¿Cuáles serán los próximos pasos? Estos se van a determinar por la gente en lucha en las comunidades de Minneapolis y otras ciudades, pero hay que apoyar algunos propósitos fundamentales.

Hay llamados para quitarles los fondos a la policía organizada y acabar con organizaciones como la Orden Fraternal de Policía (FOP) en Filadelfia y la Asociación Benévola de Policía (PBA) en Nueva York. Son grupos que se dedican a encarcelar a muchos jóvenes que sólo tenían en sus manos un poquito de marihuana, promover la represión violenta, y usar su influencia sobre jueces, gobernadores y alcaldes para mantener en prisión durante todas sus vidas a compañeros revolucionarios que desde hace tiempo han luchado para cambiar de fondo el sistema que nos reprime a todas y todos. Tiene mucho sentido la abolición del sistema carcelario en Estados Unidos y la abolición de la policía organizada y represora.

Aquí hay una extensa lista re-compartida de algunas ganancias de las sostenidas protestas masivas. Algunos de estos son más importantes que otros y diferentes personas darán importancia y significado a algunas cosas enumeradas más que a otras. No todas estas victorias son radicales, algunas son reformistas y algunos son culturales, pero esto destaca un intenso momento político y cambio de cultura y normas, y nos muestra nuestro potencial colectivo para un cambio radical y transformador fuera de la mentira electoral que nos dan constantemente.
El texto a continuación se copia, se pega y se comparte:

Entonces, ¿qué ha sido logrado con las protestas?

Dentro de los más de 10 días de protestas sostenidas:

-Minneapolis prohibe el uso de la llave de estrangulación.

-Se ejecutan los cargos contra el oficial Chauvin y sus 3 cómplices arrestados y acusados.

-El Concejo Municipal de Minneapolis vota para desfinanciar a la policía e invertir en un modelo de seguridad liderado por la comunidad.

-Dallas adopta una regla de «deber de intervenir» que requiere que los oficiales deben detener a otros policías que se dedican al uso inapropiado de la fuerza.

-El fiscal general de Nueva Jersey dice que el estado actualizará sus pautas de uso de la fuerza por primera vez en dos décadas.

-En Maryland, un grupo bipartidista de legisladores estatales anuncia un grupo de trabajo para reformar la policía.

-El Concejo Municipal de Los Ángeles presenta una moción para reducir al LAPD los $ 1.8 mil millones de presupuesto operativo por $ 150 millones, revirtiendo una tendencia de décadas de ampliar el presupuesto policial.

-El alcalde de Los Ángeles Garcetti se compromete a re-invertir el dinero del presupuesto de la policía de Los Ángeles en medidas de mejora comunitaria para reducir la delincuencia. También, efectivo de inmediato hay una moratoria en la base de datos de pandillas, y más grave disciplina contra policías abusivos.

-La brutalidad policial capturada en las cámaras conduce a una situación de casi inmediatas suspensiones y despidos de oficiales en varias ciudades (por ejemplo, Buffalo, Ft. Lauderdale).

-En Atlanta, 2 oficiales son despedidos y otros 4 oficiales acusados después de que sacaron a una joven pareja de su automóvil en las protestas y los paralizó con una pistola eléctrica, tipo taser.

-Un juez federal en Denver emite una orden de restricción que prohíbe a la policía de Denver de usar gases lacrimógenos o proyectiles contra los manifestantes.

-En Denver, un oficial es despedido después de tuitear aliento de violencia contra manifestantes.

-El alcalde de Louisville suspende las «órdenes de aprensión sin aviso» del tipo utilizado cuando la policía mató a Breonna Taylor.

-El FBI abre una investigación sobre el asesinato de Breonna Taylor.

-Los monumentos que celebran a los Confederados se eliminan en las ciudades de Virginia, Alabama y de otros estados, incluyendo una estatua prominente de Robert E Lee en el capitolio del estado de Virginia.

-Filadelfia quita permanentemente la estatua del ex alcalde Rizzo (quien tiene fama de instruir a los residentes: «Voten por los blancos»).

-Los fiscales de California lanzan una campaña para evitar que los procuradores acepten dinero del sindicato de la policía.

– El alcalde de Tulsa acuerda no renovar el contrato de «Live PD».

-El jefe de policía de Louisville es despedido después de que la policía mató a David McAtee en un restaurante de barbacoa el primero de junio.

-La calle frente a la Casa Blanca cambia su nombre a «Black Lives Matter Plaza.»

-Las fuerzas militares comienzan a retirarse de DC.

-El esfuerzo bipartidista en el Congreso comienza a cerrar un programa del Pentágono que transfiere el exceso de armamento militar a la policía.

-La Cámara de Diputados propone un proyecto de ley con amplias reformas de ley que incluyen una prohibición de estrangulamientos, medidas para demandar a la policía por mala conducta, y una prohibición de ciertas órdenes de aprensión sin tocar la puerta.

-El sindicato AFL-CIO de Minnesota pide la renuncia de Bob Kroll, presidente del Sindicato de Policía de Minnesota y un reconocido supremacista blanco.

-Se inicia una Investigación de Derechos Civiles en contra de la policía de Minneapolis.

La Universidad de Minnesota, las escuelas públicas de Minnesota, y el Departamento de Parques y Zonas Recreativas de Minnesota cancelan sus contratos con el Departamento de Policía. El Instituto de Arte de Minnesota First Avenue y el Walker Art Center terminan el uso de la policía para eventos.

-El fiscal de San Francisco anuncia una resolución para evitar que la policía contrate a oficiales con antecedentes de mala conducta.

-El alcalde Stoney de Richmond, VA anuncia medidas de reforma de la policía: establecer alerta de «Marcus» para las personas que experimentan crisis de salud mental, una Junta de Revisión Ciudadana independiente, una política para eliminar los monumentos confederados y la implementación del estudio de equidad racial.

-Sindicatos de choferes de autobús en varias ciudades, incluyendo Boston, Minneapolis y Nueva York hacen acuerdos para dejar de usar los autobuses públicos para transportar a los agentes de policía a protestas o para transportar a los manifestantes arrestados.

-Seattle cambia de opinión y retira la solicitud para finalizar el decreto que requiere supervisión federal del Departamento de Policía.

-El superintendente escolar de Portland termina el uso de policías armados en las escuelas.

-La Federación Laboral del Condado de King emite un ultimátum a los sindicatos de policía para asumir y abordar el racismo en la policía de Seattle, o ser removidos.

-Dos oficiales de policía de Buffalo son arrestados y acusados de violencia al empujar a un hombre de 75 años. El sindicato ha sugerido no pagar sus tarifas.

-Cada vez más el silencio no es una opción: líderes e iglesias en todo el país han levantado la voz, la NFL ha asumido que estuvo mal con respecto a las protestas arrodilladas, y el Papa Francisco condenó la muerte de George Floyd, diciendo: «No podemos tolerar o ignorar el racismo y la exclusión en cualquier forma y aún pretender defender lo sagrado de toda la vida humana».

El 9 de Junio La policía de Phoenix prohíbe las llaves de estrangulación.

Luego, hay otras cosas que son difíciles de medir:

-Las conversaciones públicas y privadas realmente difíciles que suceden sobre raza y privilegio, muchos por primera vez.

-La comprensión de que algunas personas blancas sobre el racismo y el papel de la policía en este país.

-La auto-reflexión.

-Las batallas internas que estallan dentro de las organizaciones sobre temas que han estado hirviendo a fuego lento o ignorados durante mucho tiempo. Algunas organizaciones terminarán de existir como resultado, otros cambiarán para siempre o serán reemplazadas por algo más fuerte y más justo.

-EEUU nunca ha enfrentado realmente las consecuencias de su pecado original, como lo hizo Sudáfrica con su Comisión de Verdad y Reconciliación después del apartheid, pero las conversaciones están comenzando.

-Como en los casos de #TimesUp y #MeToo, hay un mayor reconocimiento y menos tolerancia al racismo. Menos están en silencio cuando lo ven.

Globalmente:

-Protestas contra la desigualdad racial provocadas por el asesinato policial de George Floyd suceden en todo el mundo.

-También se han celebrado reuniones y memoriales en ciudades de toda Europa, como en México, Canadá, Brasil, Australia y Nueva Zelanda.

-Como Wolfgang Ischinger, un ex embajador alemán en los Estados Unidos, le dijo al New Yorker: «La gente de todo el mundo entiende que sus propias luchas por los derechos humanos, por la igualdad y la equidad, serán mucho más difíciles de ganar si vamos a perder América como el lugar donde ‘yo tengo un sueño’ es un programa político real y universal».

-En Francia, los manifestantes marchan con carteles que dicen «No puedo respirar» para destacar tanto las palabras de Floyd como las últimas palabras de Adama Traoré, un hombre negro de 24 años que fue sometido por agentes de policía y se quedó sin aliento antes de morir en las afueras de París en 2016.

-En Londres, los manifestantes derriban una controvertida estatua del comerciante de esclavos del siglo 17 Edward Colston y lo arrojan a la bahía.

-Ciudades de toda Europa se han unido tras la muerte de George Floyd:

-En Amsterdam, se estima que 10,000 personas llenaron la plaza Dam, sosteniendo carteles y gritando cantos populares como «Las vidas negras importan» y » Sin justicia, no hay paz «.

En Alemania, decenas de miles de personas se reúnen en múltiples ubicaciones en todo Berlín para exigir justicia para Floyd y luchar contra la brutalidad policial.

-También se pinta con spray un mural dedicado a Floyd en un tramo de muro en Berlín que una vez dividió la capital alemana durante la Guerra Fría.

-En Irlanda, los manifestantes realizan una manifestación pacífica fuera de Belfast City Hall y otros se reunieron afuera de la embajada de los Estados Unidos en Dublín.

-En Italia, los manifestantes se reunen y marchan con carteles quedicen «Alto a la matanza de gente negra», «Digan su nombre!» y «No nos quedaremos en silencio».

-En España, las personas se reunen para marchar y levantar carteles en todo Barcelona y Madrid.

-En Atenas, Grecia, los manifestantes salen a las calles para colectivamente sostener un letrero que dice «No puedo respirar».

-En Bruselas, los manifestantes se sientan en una manifestación pacífica frente a un teatro de ópera en el centro de la ciudad.

-En Dinamarca, se escucha a los manifestantes cantando «¡Sin justicia, no hay paz!» a lo largo de las calles de Copenhague, mientras que otros se reunen fuera de la Embajada de Estados Unidos.

-En Canadá, los manifestantes también están de luto por Regis Korchinski-Paquet, una mujer negra de 29 años que murió el miércoles después de caerse sospechosamente de un balcón durante una investigación policial en su edificio.

-Y en Nueva Zelanda, aproximadamente 2,000 personas marchan a la embajada de Estados Unidos en Auckland, cantando y llevando carteles exigiendo justicia.

-También se han construyen memoriales para Floyd en todo el mundo. En la Ciudad de México, retratos de él son colgados afuera de la embajada de los Estados Unidos con rosas, velas y letreros.

-En Polonia, se colocan velas y flores junto a las fotos de Floyd afuera del consulado de los Estados Unidos.

-Y en Siria, dos artistas crean un mural que representa a Floyd en la ciudad del noroeste de Binnish «en un muro destruido por aviones militares».

En todo el mundo, las personas están unidas para reconocer que “LAS VIDAS NEGRAS IMPORTAN”

Siempre han importado.

Los cambios que hacemos ahora pueden crear la sociedad que refleja esa verdad. Si seguimos trabajando, si mantenemos el pie en el acelerador.

Ha habido un cambio global, un despertar. Mucho ha cambiado en solo un par de semanas. Y todavía queda mucho trabajo por hacer.

Ahora estamos en el punto de transformación, y determinaremos hasta dónde vamos desde aquí.

Sigan protestando.

Sigan educándose a si mismos.

Sigan hablando y señalando el racismo que ven, incluso dentro de si mismos.

Este es un trabajo difícil y desordenado, y nosotros que como país hemos estado evitando este enfrentamiento durante un largo tiempo.

Para George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery, Trayvon Martin, Michael Brown, Eric Garner, Freddie Gray Jr., Walter Scott, Oscar Grant III, Philando Castile, Sandra Bland, Tamir Rice, Botham Jean, Atatiana Jefferson, por todas las voces que claman por justicia durante siglos, y por el alma del Estados Unidos:

Es la hora.

Autor original desconocido, verificado con hechos y sustancialmente actualizado y
editado por @Paul Lazear.

Este artículo también está disponible en: Inglés

Por el pinche simon

community rights defense organizer and documentary filmmaker. student.