Denunciamos la Detención Arbitraria de Jóvenes de OIDHO

Exigimos una exhaustiva investigación de los abusos policiacos y de todas las violaciones a los derechos humanos en el contexto del dos de octubre en Oaxaca.

Por OIDHO

Indignados ante la nueva escalada de represión y criminalización de la protesta social, Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca, OIDHO, denunciamos los siguientes hechos:

El día de ayer, 2 de octubre de 2014, después de haber participado pacíficamente en la marcha de conmemoración a esta fecha histórica, a las siete treinta horas de la tarde en la calle Valerio Trujano de esta ciudad capital, en la parada del autobús para regresar a su domicilio, ocho integrantes de la comisión de jóvenes de nuestra organización, uno de ellos menor de edad y varios de ellos defensores comunitarios de los derechos humanos, fueron víctimas de una detención arbitraria de parte de la policía municipal y estatal.

Tras someterlos a una brutal golpiza que incluso indignó a vecinos y transeúntes de dicha calle, fueron subidos a dos camionetas policiacas y bajo constantes maltratos físicos y sicológicos los llevaron a las instalaciones de la Secretaría de (In)Seguridad Pública en San Bartolo Coyotepec. Tras la intervención de nuestra organización fueron liberados a las seis horas con treinta minutos de la mañana de hoy, 3 de octubre 2014.

Protestamos enérgicamente contra esta flagrante violación a los derechos fundamentales de nuestros compañeros jóvenes y tomaremos las medidas legales y políticas correspondientes. Es totalmente inaceptable el trato que reciben los jóvenes del movimiento social de parte del estado autoritario mexicano. Es aberrante la cacería de brujas que realizan todos los cuerpos policiacos en el contexto de las legítimas manifestaciones públicas. Son métodos del estado policiaco levantar calle por calle a cuanto joven encuentran con la finalidad de criminalizarlos y atemorizarlos.

Nuestros jóvenes fueron además testigos de múltiples golpizas y detenciones arbitrarias de estudiantes normalistas y universitarios, entre ellos un gran número de jóvenes mujeres, a quienes los cuerpos policiacos trataron sin consideración alguna con arrogante brutalidad. Así mismo confirman testigos oculares de los hechos que un gran número de elementos policiacos estaban visiblemente drogados al realizar su “trabajo” como lo llamaban los mismos policías. Cabe mencionar que varios jóvenes fueron detenidos en el ejercicio de funciones periodísticas, porque tomaron fotografías y videos de los atropellos policiacos.

Sabemos que la finalidad de estos mal llamados “operativos”, es querer disuadir a generaciones enteras para que dejen de ejercer sus derechos fundamentales a la libre manifestación y la libertad de organización.

Expresamos nuestra total solidaridad con todos los jóvenes y todas las jóvenes que no se dejan atemorizar y al contrario, se siguen organizando y expresando su rechazo al autoritarismo de los gobiernos mexicanos, a la reforma educativa, y a las reformas estructurales que afectan gravemente la vida y el futuro de nuestros jóvenes.

En especial, expresamos nuestra solidaridad con la comunidad normalista ante la represión masiva que sufrieron en el estado de Guerrero.

Por lo tanto, EXIGIMOS:

  • una exhaustiva investigación de los abusos policiacos y de todas las violaciones a los derechos humanos en el contexto del dos de octubre en Oaxaca.
  • el esclarecimiento de los asesinatos de jóvenes en el estado de Guerrero
  • la presentación con vida de los estudiantes normalistas desaparecidos en el estado de Guerrero
  • el cese a las cacerías de bruja y la criminalización contra todo joven participante en el movimiento social o por el simple hecho de ser joven

Hacemos un llamado a la organización y la creación de alianzas amplias ante la embestida que el estado mexicano y sus amos, los dueños del poder y del dinero, están orquestando contra los pueblos indígenas, los movimientos estudiantiles y magisteriales, contra los defensores y las defensoras de los derechos humanos, contra los sindicatos, en fin, contra el movimiento social mexicano en su conjunto. Es el momento de unir fuerzas para defender los derechos inalienables de todos los Mexicanos y las Mexicanas a una vida digna con justicia y libertad en un país soberano.

Santa María Atzompa, a 3 de octubre del 2014

ORGANIZACIONES INDIAS POR LOS DERECHOS HUMANOS EN OAXACA, OIDHO

Este artículo también está disponible en: Inglés